lunes, 4 de junio de 2012

El Emprendedor Social y Mis Recuerdos de Una Charla Inolvidable

En el a ño 2000 la IAA, International Advertising Association, celebró su reunión mundial en la ciudad de Londres, Reino Unido. La asistencia fue muy numerosa de parte de agencias, medios y representantes en general de la industria. El evento se desarrolló en el “Queen Elizabeth II Conference Center”. Las exhibiciones de las empresas participantes ofrecían variada información e incluso hubo una sobresaliente exhibición grafica sobre la historia de la publicidad.

Entre los charlistas recuerdo a, Nicholas Negroponte, Being Really Digital; Frances Fukuyama, The Long Boom in the Global Economy; Grwyn Howells, Communicating in a Crisis; Bob Scarpelli, Creativity Icons Talk Value; Kevin Kelly, The New Economy; Dan Wieder/Tim Delaney, Creativity and Sport; Peter Souter, You Can’t Bore People into Buying y Anita Perella Roddick, Business as Unusual. Además se organizaron varios paneles y recuerdo entre otros uno en que participó el exitoso representante mundial de la industria, Martin Sorrell, Chairman de Omnicom. En resumen una oferta contundente de panelistas y ponencias destacadas en los campos de la creatividad, tecnología, la nueva economía, publicidad deportiva, consumidores y responsabilidad social.

Deseo referirme ahora a una charla que en particular la consideré gratificante porque rompía el molde al ser dictada en un espacio asociado con el mundo de los negocios. Me refiero a la charla de la italiana nacionalizada británica, Anita Perella Roddick, y quien fuera la fundadora de la empresa, Body Shop, especializada en productos de cuidado personal y la cual al fundarse estableció como regla que sus productos no se probarían en animales.

Al detenerse en el pódium, la Perella Rodick vestía con simpleza, era una persona de mas bien poca estatura, algo como 5 pies y 1 pulgada, sonrisa amplia, mirada directa, movia las manos con esa cadencia propia de su origen italiano y se sentía completamente cómoda ante el publico. Al final de su charla todos los asistentes nos acercamos a felicitarla y algunos entraron en franca coDesde que inicio su ponencia Anita fue creciendo de estatura como si hubiese sido impulsada por una fuerza invisible, sobresalía ante todos, su voz llegaba a cada uno y paralizó al público como una prima donna assoluta. La atención capturada fue total. ¿Cuales fueron los elementos de su agenda? Pues básicamente que las corporaciones no estaban conectando con la gente mas pobre. Dijo que los eventos en Seattle del 1999 (según los medios alrededor de 40, 000 personas protestando contra la globalización durante la reunión convocada en esa ciudad por representantes de la World Trade Organization) fueron causados por la pobreza de la humanidad. La Roddick criticó duramente el sistema de comercio mundial y ante todo la forma como es ignorada la pobreza. Culpó a la organización mundial del comercio de carecer de corazón, de olvidarse que los negocios afectan a millones de personas, a toda la sociedad y que no existe un código claro de comportamiento humano. Llegó hasta llamarles fascistas financieros.

Adelantó sobre el surgimiento de un nuevo consumidor, capaz de no solo protestar sino hacerlo con su bolsillo al negarse a comprar productos que consideren afecten al mundo y al medio ambiente. También se refirió a los valores de marca versus los valores humanos y como ambos deberían identificarse en cada producto. Sugirió la creación de vigilantes de marcas detrás de cada producto. Enfatizó que se deje de hablar tanto de pobreza porque los únicos expertos en pobreza son los pobres y que la economía actual está eliminando los valores humanos. Consideró que el comercio y las empresas deberían mostrar más emoción que ambición. Añadió que la Visión de las empresas debe incluir valores relacionados con los consumidores y el medio ambiente en que vivimos.

Su ponencia llamaba a la reflexión sobre un gran problema social.

Estoy convencido que la Perella Roddick estaba totalmente al tanto de que anterior a su charla existían muchos proyectos que buscaban combatir no solo la pobreza sino males que están relacionados con la misma como enfermedades, falta de educación, uso inadecuado de las tierras para ganadería y siembra, carencia de energía eléctrica, ignorancia, etc.

A mi entender con sus palabras buscaba despertar conciencias y establecer una conexión fuerte entre empresarios como ella misma lo era y las necesidades perentorias de la humanidad. Conocía sin dudas que estaba en movimiento un cambio cultural en proceso. Este movimiento estaba siendo generado por organizaciones como por ejemplo la fundación de Bill y Melinda Gates quienes en el 1999 establecieron la Alianza Global de Vacunaciones e Inmunización, un consorcio del que forman parte la UNICEF y la WHO, así como gobiernos, empresas farmacéuticas y grupos de ciudadanos para implementar el programa en todo el planeta sobre todo entre las poblaciones de escasos recursos.

Otro ejemplo contundente, es el trabajo de Ashoka: Innovadores para el Público, creado y dirigido por Bill Dayton, quien fungiera como Administrador Asistente de la Agencia para Protección Ambiental de los EUA. En el año 1978, Dayton decidió establecer una organización para apoyar a los líderes emprendedores sociales del mundo y que hoy cuenta con más de 1, 820 emprendedores sociales en 68 países de Asia, África, Europa y Las Américas. La labor gigantesca de este hombre está contenida en el libro escrito por David Bornstein titulado, How to Change de World: Social Entrepeneurs and the Power of New Ideas.

La charlista buscó picar el amor propio pero sin duda estaba consciente de que, muchos que no son pobres si saben de pobreza y la combaten con una legión de gente con grandes valores humanos. Es posible que sean necesarias voces de alerta como la de Anita Perella Roddick pero hoy en día existen miles de emprendedores sociales que están realizando una misión humana con el apoyo de empresas y gente de todo el mundo y sobretodo con muchas marcas que han agregado valor social a sus productos. La lucha es fuerte pero la humanidad tiene un reto de enormes proporciones para lograr un mundo mejor y Anita Perella Roddick fue una mensajera valiosa en la Conferencia de la IAAA, además de reconocida activista en pro del medio ambiente. Por sus actividades por un mundo mejor, en el 2003 la Reina Isabel de Inglaterra la nombró Dama del Imperio Británico.

Como coda, nos dice Wikipedia que, “ el 13 de diciembre de 2005 el National Post anunció la retirada de Roddick del mundo de las finanzas y de la empresa y le calculó una fortuna personal de 76 millones de euros. Tres meses más tarde, el 17 de marzo de 2006 se anunció la compra de The Body Shop por parte de L'Oreal por un valor de 980 millones de euros. El 14 de febrero de 2007 , un año después de retirarse de la vida empresarial, Dame Roddick reveló que padecía hepatitis C , contraída como consecuencia de una transfusión recibida durante su segundo parto. Como resultado, también sufría de cirrosis. Falleció de una hemorragia cerebral ”.

Todavía la recuerdo sonriendo y expresando sus pareceres. Sin duda una charla inolvidable en el caliente verano londinense de junio del a ñ o 2000.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada