viernes, 13 de febrero de 2015

¿Son Necesarias las Guerras?

Conflictos en Ucrania, el Medio Oriente, Africa y terror en Europa y América.  ¿Donde llevaran a la humanidad estos enfrentamientos del Siglo XXI? ¿Aportarán algo además de miles de inocentes salvajemente asesinados o muertos por balas perdidas? ¿Son evitables estos conflictos o sencillamente vienen dados por la misma historia?  

Estas preguntas y otras preguntas me las he venido haciendo en estos días en la medida que he ido reflexionado sobre el desenvolvimiento de la humanidad.  Mirando el pasado (apenas rascando la superficie) uno concluye en que sin guerras el avance cultural y técnico quizás se hubiese propagado con más lentitud o a lo mejor con mayor rapidez.  

Veamos rápidamente.  Alejandro Magno llevo su ejercito desde Pela, Grecia, a las mismas puertas de la India conquistando Persia y parte de todo el Medio Oriente  y en esta medida amalgamo los avances culturales y humanísticos de Grecia con los de los territorios conquistados dejando un patrimonio de conocimientos avanzados en la literatura, las matemáticas, la medicina y la arquitectura concretándolos en la Biblioteca de Alejandría.  Unos siglos despues, Roma se apodera a sangre y fuego del mundo europeo y parte del Mediterráneo africano y alimentándose en la cultura griega desarrolla sistemas de organización todavía vigentes y ademas reproduce y amplia los logros de griegos y árabes y los propaga por prácticamente toda Europa via novedosas carreteras que comunicaron como nunca antes al mundo de esa época.  Pasados varios siglos en el 755 DC todo este conocimiento de griegos y árabes seria llevado a Europa via España durante el Califato de los Omeyas. Así España sumaria estos aportes a los que les dejaron los romanos formando en el Andalus un territorio de sabios y estudiosos envidia de toda Europa.   Si miramos al llamado encuentro de las culturas, España lleva a América los conocimientos acumulados en Europa y con el posterior avance de Inglaterra en la parte Norte del “nuevo” continente se crea (no sin antes copiosos derramamientos de sangre nativa, de blancos y negros) lo que es hoy el país más poderoso del mundo, los Estados Unidos de América y un inmenso Continente al Sur que son los países de habla hispana en Centro y Sur America y varias islas del Caribe.

Seria un vuelo incompleto si dejáramos fuera a los que muchos consideran el mas grande conquistador de la historia, Genghis Khan.  Con sus ejércitos de aguerridos jinetes en el siglo XIII cruzo toda Siberia y los Urales para conquistar Rusia, parte de Europa y China.   Sus hazañas llenas de muerte y destrucción abrieron no obstante nuevas rutas comerciales, sus vigías protegieron la ruta de la seda y se implantaron gobiernos seculares separando religion y estado algo revolucionario en aquella época.  

Un día del 1789 estalla en Francia un movimiento social que cambiaría el concepto de gobiernos y gobernados eliminando principios viciados como el derecho divino de monarcas endiosados y estableciendo los derechos de libertad ansiados durante muchos años por las mentes más claras.  Este movimiento creo la guillotina y por sus afilados bordes cayeron más de 20,000 cabezas la mayoría sin ninguna culpa simplemente porque pertenecían a determinada clase social o alguna vez los vieron conversando con alguien de la clase gobernante. También este movimiento parió guerras internas y externas donde murieron miles de personas. Sin embargo, la huella dejada por los enciclopedistas y los cambios generados por la Revolución Francesa constituyen en si un antes y un despues en la historia universal y de los derechos del hombre.

Más tarde a finales del Siglo XIX países europeos se baten en guerras en la Crimea y caen ingleses, rusos, franceses y alemanes pero de ahi surge la enfermera inglesa Florence Nightingale quien detecta la necesidad de la higiene como combate a lo que era una enfermedad mortal: el cólera. Ademas del favorable impacto con los soldados en el frente de Crimea,  la ciudad de Londres se beneficia con el descubrimiento de Nightingale y la epidemia de cólera de que estaba siendo víctima se aplaca con la implementación de una estrategia general de higiene publica y privada.  En lo adelante la higiene se convierte en aliado contra una epidemia que venia diezmando a miles de personas en el mundo.

A principios del Siglo XX como resultado de nacionalismos, celos de poder, patriotería y motivos económicos se produce lo que seria la Gran Guerra donde mueren más de 20 millones de personas pero de ahi surge el avance inicial de la aviación, el uso de químicos (que servirían luego a la agricultura y al combate de mosquitos) y nuevas maquinarias de producción de uniformes, botas, armamentos que más tarde serian aplicadas en tiempo de paz en el mundo de la construcción de maquinarias y la moda.   

En ese mismo Siglo XX apenas 20 años más tarde surge otra guerra, aun peor, la Segunda Guerra Mundial que arraso con más de 60 millones de personas europeas, de América, de Africa y de Asia. Los cohetes V2 lanzados por Alemania contra Inglaterra y que sembraron muerte de miles serian la base años más tarde para el lanzamiento del Sputnik por  parte de la Union Sovietica y permitió a los Estados Unidos desarrollar poderosos cohetes espaciales capaces de llevar hombres a rondar por el espacio y visitar la Luna y más adelante a depositar satélites que abrieron el mundo al Internet conectando a millones de personas.  Así mismo surgió la Era Atómica generado la destrucción de dos (2) ciudades en Japón con miles de muertes inocentes pero dejando más tarde la base para una nueva energía que movería industrias en todo el mundo y aportaría electricidad a miles de hogares e iluminado salas de cirugía de hospitales donde se salvan vidas todos los días o iluminando aulas de escuelas que llevan educación a miles de niños y jóvenes.  

También en esa terrible guerra se impulso la organización de Recursos Humanos como profesión dada la necesidad que hubo de adecuar los mismos y evaluarlos para el esfuerzo de guerra.  También sirvió de plataforma a la publicidad que, en forma de propagando creo afiches y  publicaciones de prensa que perseguían estimular el apoyo a los ejércitos de los países en conflicto y esta experiencia serviría en la post guerra para acelerar las comunicaciones comerciales y la creatividad.  Tampoco olvidemos que la TV fue utilizada por Alemania durante los Juegos Olímpicos del 1936 en forma de circuito cerrado como propaganda y desde Inglaterra se pudieron captar señales de TV transmitidas por Alemania desde la Torre Eiffel durante la ocupación de Francia.  Esto sirvió más tarde para el desarrollo de una forma de entretenimiento que hoy llega a prácticamente todos los confines del planeta.

Se pudieran encontrar muchos ejemplos más pero sin duda las guerras paren tecnologías de avanzada que al concluir los conflictos son empleadas con efectividad para fines pacíficos.

Volvemos a la pregunta que dio origen a este articulo,  ¿Son las Guerras Necesarias?.  Quizás si y quizás no.  Habra que investigar el aporte de los periodos prolongados de paz y como estos aportan valor a la humanidad y compararlos con los periodos de las guerras pero aun así, ¿no son durante toda la historia los periodos de paz posteriores a los de guerra?. Algo como, ¿que vino primero el huevo o la gallina? 

Posiblemente podemos concluir que es posible que la humanidad avance sin guerras hacia un mundo más justo y se logren permanentes jornadas de paz en todo el mundo.  Quizás la prueba esta en la biotecnología,  la robotica, el transporte, los nuevos sistemas de educación a distancia, la medicina en general pero queda aun un resquicio de duda, no están estos avances tintados por algún conflicto histórico?   

Por mi parte prefiero la paz a la guerra siempre que haya respeto a las ideas. De todos modos, el tema se presta a juicios de valor que dejo al o los lectores interesados en el tema.

Pasen un buen día en paz.






lunes, 9 de febrero de 2015

Hacia Una Nueva Moral?



Escribió Alexis Carrel, biólogo y medico francés que, “el sentido moral es de gran importancia. Cuando desaparece de una nación, toda la estructura social va hacia el derrumbe”.

Hace poco leí el libro “A Spy at the Heart of the Third Reich” escrito por Lucas Delattre.  En resumen trata la historia de un alemán que dentro del aparato burocrático Nazi toma la decisión de combatir ese sistema y establece comunicación con los aliados en Suiza para pasarles secretos del más alto nivel durante la Segunda Guerra Mundial. Consciente de la persecución, torturas y asesinatos masivos cometidos por el régimen de Hitler, la absoluta carencia de libertades y la política de eliminar “razas” inferiores,  es que Kolbe decide luchar desde dentro de Alemania, primero formando grupos contrarios al régimen y luego arriesgando su propia vida para terminar con un estado de cosas que a su entender no representaba el alma de su patria.

¿Aun así, cómo podemos calificar una persona que de alguna manera decide oponerse a su propio país revelando secretos militares que provocaron muerte y destrucción a su nación con el fin de acelerar la desaparición del régimen que la la gobernaba?

Este dilema que se le presentó a Fritz Kolbe nos lo encontramos constantemente, claro la inmensa mayoría de las veces o casi siempre sin los riesgos de perder la vida o ser torturados salvajemente como podía hacerlo la Gestapo.  ¿Donde empieza la decisión moral y donde termina la fidelidad a determinada causa? 

Los seres humanos estamos llenos de contradicciones pero dentro de nosotros tenemos valores que nos son inculcados en nuestros hogares por parte de nuestros padres o tutores, por nuestros maestros en la escuela, por el ambiente en que nos desarrollamos y por las relaciones que vamos estableciendo en las distintas etapas de la vida.  Estos valores son como especie de brújula que llevamos dentro y nos guían instintivamente apuntando hacia caminos en nuestro desempeño humano. 

Creo que estos valores sembrados hondamente en nosotros precisamente son capaces de poder deslindar lo moral de lo patriótico o de la fidelidad cuando se dispara un elemento que no forma parte de los insumos que recibimos en nuestro tejido social.   El derecho de vivir, de expresarnos, de respetar la vida, de ser honrados, etc.,  creo que fueron los valores que de alguna manera dispararon decisiones como las tomadas por Kolbe en la Segunda Guerra Mundial y son los que enfrentamos constantemente cuando actos reñidos con nuestras convicciones nos llevan a reflexionar sobre caminos a seguir.  Al mismo tiempo pienso que personas que fueron formadas en ambientes de violencia, de traición, de carencias extremas y de hogares desmembrados, son generalmente (con las excepciones a toda regla) las que forman los grupos que como los nazis fueron capaces de llevar al mundo a una tragedia que al final produjo más de 40 millones de muertos y que vendieron una Alemania injusta.

Quizás es durante los grandes estallidos que surgen casos como este y a modo de ejemplo me permito compartir este otro que pude leer en el libro, “como el piloto  Franz Stigler que en su avión de caza Bf-109 (otro libro que recomiendo “A Higher Call” por Adam Makos) dirigió hacia un camino de posible salvación al bombardero norteamericano B-17 piloteado por Charlie Brown luego de que el aparato sufriera fuertes desgarros producto del ataque de la Luftwaffe y del fuego terrestre de la defensa alemana.

Hoy en día atrapados por una corrupción que arropa a varios países del mundo nos enfrentamos a lo que parece el fin de la moral o el inicio de una distinta moral regida por antivalores.  Basta leer la prensa local e internacional para sentirnos vivir en un planeta distinto, con reglas desconocidas, con personajes salidos de no se donde capaces de imponer criterios de vida ajenos a los de personajes como Fritz Kolbe y Franz Stigler.   Los llamados “baby boomers” no logramos entender estos nuevos ríos que rugen por doquier ofreciendo un panorama triste como si se estuviera hundiendo un barco y los salvavidas estuvieran disponibles únicamente para los que tienen recursos para comprarlos.   En mi intimidad estoy convencido que esta ruta tiene fin y que el mundo tomará una más brillante y prometedora para la humanidad.

Mientras tanto tenemos que decidir. ¿Que preferimos ser Kolbe o Laval o Quisling?, para mencionar solo unos cuantos casos de patriotismo positivo o negativo. He ahí nuestro dilema actual.















miércoles, 12 de noviembre de 2014

De la Peste al Ebola.

Por allá por la edad media la ruta de la seda se perfilaba sagazmente como el camino comercial entre continentes y los puestos de vigilancia de Tamerlan cuidaban a los mercaderes. Desde China y Japón iba mercancía a Génova  y Venecia y desde estos iba al Asia.  Este intercambio se sabia vital para el funcionamiento comercial de las regiones del mundo de aquella época. Con el crecimiento del comercio empezaron a llegar no solo mercancías sino en los barcos que cruzaban el Mediterráneo un agente secreto y mortal. Vemos entonces que a principios del Siglo XIV ratas infectadas llegaron en estos barcos mercantes cargadas de pulgas que llevaban la llamada peste bubónica que mató a más de un tercio de la población europea.
Las ciudades mermaron la población. Ricos y pobres sufrieron muertes y el movimiento a las zonas rurales creció. Como ejemplo tenemos a Noruega donde la ciudad de Bergen importante puerto de la Liga Hanseática quedo prácticamente vacío dada la emigración interna de la población buscando escapar de un contagio y muerte segura. Las ratas avanzaron con su carga mortal como un ejercito depredador dejando tras su paso muerte, terror y llantos.  Muchos culparon a los judíos de esta tragedia y fueron perseguidos y asesinados salvajemente. 
Siete siglos después surge amenazadora otra epidemia mortal, el ebola.  Ya no se trata de ratas infernales sino murciélagos que al depositar sus excrementos en animales estos son trasmitidos a humanos y luego entre nosotros mismos resultando al final una especie de red con vocación mortal.
Sin embargo, existen claras diferencias entre ambas pestes. La de la edad media entre los siglos XIV y XV encontró un mundo carente de una ciencia medica avanzada. Esta ciencia medica se enseñaba todavía en base a los escritos de los padres griegos de la medicina y específicamente Galeno.  La investigación no era conocida y mas bien la practica se basaba en una serie de teorías sobre los humores que en nada contribuían para enfrentarse a una calamidad como la llamada muerte negra.  Es luego de la tragedia cuando la ciencia medica inicia su metamorfosis y apuntala hacia la investigación en el Siglo XVI. 
Con el caso del ebola nos encontramos con una ciencia medica en fase muy avanzada dotada de laboratorios de investigación capaces de encontrar formulas que eliminen directamente al virus y salven vidas como ha venido sucediendo con los sueros de reciente desarrollo.
Lo importante es detener su crecimiento asegurando que todo pasajero formal o informal (pateras en Europa) sea debidamente revisado en cuanto a posibles muestras de enfermedades que insinúen contagio. 
De ninguna manera pensamos que se debe bajar la guardia pero lo que tenemos que tener claro es que entre ambas epidemias hay una brecha científica inmensa que favorece a la eliminación de un virus mortal que, como el ebola ha causado estragos en algunos países de África y obligado a una acción internacional de precaución para evitar su propagación.
Mientras la medicina de investigación trabaja para detectar un medicamento que combata el virus la preocupación mundial toma cuerpo y lleva integrado a este cuerpo otro virus que es el espanto psicológico.  Las noticias sensacionalistas no deberían tener cabida y más que nunca se requiere objetividad. Es sin duda una enfermedad mortal pero ya varios casos han sido resueltos satisfactoriamente. Confiamos en que pronto la ciencia medica vencerá este triste episodio humano. Importante es asegurar que países carentes de los avances y recursos económicos de naciones desarrolladas puedan recibir los anticuerpos a costos mínimos cuando estén disponibles masivamente. Solo de esa forma podremos vencer el ebola en un mundo interrelacionado como nunca antes.



lunes, 4 de agosto de 2014

El Imperio de los Sentidos. Neuro Marketing. Video de Radio Television de Espana.


   

viernes, 18 de octubre de 2013

Simplemente Gracias

Como tengo mas de 1 seguidor tengo que sentirme satisfecho. Por eso le doy las gracias a los que tengo y espero continuar cosechando algunos mas pero los que tengo espero hayan disfrutado lo que hasta ahora he podido dejar en estas paginas electrónicas del blog.
Un abrazo a todos.
Juan Mansfield

El Mundo Multicultural

Una de las grandes oportunidades que nos ofrece la comunicación de hoy en día es el conocimiento de varias culturas.  Las personas que carecen de los medios para viajar a través de la tecnología tienen la opción de conocer costumbres, idiomas, religión, historia, alimentación, vivienda y otras tantas características de la población de los distintos países de nuestro planeta.  Pienso que utilizando las nuevas armas de educarnos vía la tv, las distintas versiones de ordenadores y tabletas aprendemos a respetar otros pueblos.  En un curso sobre Liderazgo leí que “la cultura es una suerte de modelo mental colectivo”. Con esto nos referimos a raza, relaciones familiares, entorno histórico, idioma, religión, nacionalidad, etc. Es tan rica la oferta del planeta que solo empezar a conocerla es una fuente de continuas sorpresas.
Precisamente andando por los caminos del conocimiento de culturas tenemos que tener la humildad de reconocer lo poco que sabemos. En realidad hay personas de mente universal que pueden dominar varios temas pero siempre habrá ignorancia de algo y me viene a la mente la frase de Sócrates, “solo sé que no sé nada”. 
Cuando nos paseamos por las culturas aprendemos que el concepto rico o pobre varía según el lugar. Un rico en las peladas montañas de un país en África puede ser quien tiene 5 cabezas de ganado y un pobre el que no tiene absolutamente ninguna. Aprendemos la relatividad de las cosas.  En el medio que nos movemos un pobre puede tener una pequeña casa que sería la de un rico en un país africano. 
Lo que es religioso para unos para otros no lo es tanto. El ejemplo en el Islam es muy concreto. No todos son terroristas. Unos son más liberales y otros más fundamentalistas. El concepto de compasión, perdón puede ser diferente. En lugares musulmanes lapidan hasta causar la muerte a mujeres acusadas de adulterio. Pero en países cristianos hombres balean mujeres por razones similares o simplemente por sospechas y hasta matan a sus propios hijos. Así que los cristianos antes de anatemizar a los musulmanes deberíamos también mirar las atrocidades que cada día se publican en la prensa cristiana de niños abusados y mujeres asesinadas.
Los conceptos familiares también son diferentes.  Nos sorprendemos de que un musulmán pueda tener más de una esposa pero el adulterio (que no conlleva un compromiso legal ni religioso) es harto conocido en los países cristianos así que escandalizarnos por lo de la esposa del musulmán  no debería producto de alarma.  Es posible que en su comunicación con Dios este haya sido más flexible con el Profeta. ¡Vaya Usted a saber!
Lo cierto es que las comunicaciones cada día nos permiten descubrir costumbres y riquezas de regiones con más facilidad que nunca.  Castillos abandonados en Francia, minas de sal en Lanzarote, cultivo de Lavanda en Francia, organizaciones sin fines de lucro que trabajan con mujeres para educarlas en regiones llenas de peligros, hoteles franceses en el Machu Pichu y un largo etcétera.
Lo que me parece más importante es que las personas tengan acceso a los nuevos medios y que se incentive por esa vía el conocimiento dentro de los sectores mayoritarios del planeta.  Los cursos ofrecidos por Coursera son una muestra de lo que se puede ofrecer por esta opción.
En la República Dominicana la Radio Santa María (http://www.rsantamaria.com/)  es un vehículo de educación básica dirigido por los padres Jesuitas y su resultado tiene fuerte incidencia en los segmentos menos afortunados. Programas como este constituyen un aporte de mucho peso a la humanidad en esta época de grandes cambios. No debemos olvidar que hoy en día tenemos a la mano posiblemente el mayor número de información en toda la historia de la humanidad y este aporte sigue creciendo en la medida que más información fluye a las páginas de la WWW.  Poder también añadir información cultural será otro aporte de enriquecimiento que sin duda alguna lleva a la creación de capital humano de gran valor para el futuro de nuestros hijos y nietos. 





jueves, 19 de septiembre de 2013

Destrucción Creativa

El economista austriaco Joseph Schumpeter acuñó la frase, destrucción creativa, para describir las fases en que la tecnología lanza nuevas ideas substitutivas de otras que van caducando.  Hoy en día podemos ver los ejemplos de este fenómeno. El teléfono substituyó al telégrafo, el celular al teléfono  tradicional, y vemos que los llamados teléfonos inteligentes (smartphones) están substituyendo a los simples celulares y entre los mismos smarphones se lucha con distintas plataformas para mantener liderazgos.   En cuanto a radio, hace poco leímos en el New York Times  la oferta de iTunes consistente en 20,000 estaciones y la ventaja de comprar la música preferida para “bajar” a los iPod digitales, los iPads y las McIntosh.  Si mis padres que eran grandes oyentes de radio regresaran al mundo creo que se caerían de ver como su antiguo radio Phillips (con su Ojo Mágico para sintonizar) es simplemente una pieza de museo.

Este artículo en Mash muestra los más importantes exponentes en 1985 y que hoy ya son parte de la historia. http://mashable.com/2013/09/16/1985-tech/

La televisión no es una excepción a estos cambios.  Los nuevos equipos ya no son simples pantallas planas (que de por sí "destruyeron" los ya antiguos armatostes pesados y comedores de espacio en los hogares) sino que son pantallas interactivas con acceso a las redes sociales que permiten al televidente participar en tiempo real con sus opiniones sobre temas desde la metafórica “inmortalidad del cangrejo” hasta los acontecimientos más destacados de todo el mundo. En esas pantallas la audiencia pasa de ser un ente pasivo a uno activo, crítico y formador o deformador de opinión.

Los medios impresos no se quedan atrás.  El papel se convierte poco a poco en ”bits” y la compra del Washington Post por parte del Amazon de Jeff Bezos (http://www.washingtonpost.com/national/jeff-bezos-on-post-purchase/2013/08/05/e5b293de-fe0d-11e2-9711-3708310f6f4d_story.html?Post+generic=%3Ftid%3Dsm_twitter_washingtonpost) pone a pensar a cualquiera sobre que tendrá en carpeta esta sorprendente combinación empresarial.

La industria del marketing apunta su proa hacia los medios sociales que además de ser contestatarios penetran a velocidad vertiginosa en las edades menores a los 24 años y progresivamente en las edades superiores y poco a poco convirtiendo los medios tradicionales en canales complementarios. 

Las agencias que siempre hemos sido vanguardia en las comunicaciones, estamos ahora mismo en un proceso evolutivo a la velocidad de la luz con  gente orientada tecnológicamente,  formatos de trabajo distintos, espacios distintos, y sobre todo con consumidores contestatarios que deben ser oídos y convencidos con argumentos sólidos 24/365 (en este sentido el rol del community manager irá creciendo en responsabilidad e importancia cada día más).  Las métricas contemporáneas en desarrollo medirán los “share of voice” de forma distinta y que todos tenemos que aprender sobre todo los que nacimos en la era de los medios tradicionales.

A mi entender el surgimiento de la radio y de la TV aunque fueron muy importantes y llevaron a cambios de enfoque no tuvieron el impacto como el que la tecnología de hoy nos ofrece, donde el oyente pasa de sujeto pasivo a activo.  Esto solo implica una dinámica que  estamos en proceso de digerir.  Este entramando (aunque luce como amenaza para las agencias tradicionales) se puede convertir en una gran oportunidad para una industria capaz de adecuarse al cambio. 

Lamentablemente toda esta emigración mental y tecnológica no viene sola.  Todo este proceso de creatividad destructiva viene acompañado de necesidades de inversión en gente y equipos en momentos en que la industria de las comunicaciones de marketing se enfrenta con amenazas financieras para su supervivencia (como son las presiones de los anunciantes de reducir sus costos vía sus departamentos de compras cuyos de criterios de selección no reparan en el especializado perfil de las comunicaciones). 

Es una era totalmente nueva donde por un lado costos y modernización tienen que buscar un camino común de ganar-ganar y para esto se requiere un alto nivel de madurez de anunciantes y de la industria de comunicación.  Ambos tienen mucho que ganar y mucho que perder y pienso que finalmente imperará la sensatez.  

Cuando los generales romanos regresaban de sus triunfos, hacían un recorrido en una cuadriga acompañado por un esclavo que sostenía los laureles de la victoria sobre su cabeza y le recordaba constantemente la fórmula: Respice post te, hominem te esse memento (“mira hacia atrás y recuerda que sólo eres un hombre”). Fuente Wikiliks

Los mercadistas de hoy debemos reflexionar  ahora que los cambios son insoslayables. Muchos lo estamos haciendo y más se irán adecuando a esta revolución que nos ha puesto a pensar a todos de manera diferente.  No hay ya marcha atrás.